La  Hidromiel es una bebida fermentada alcohólica compuesta de miel, agua y levadura. Se considera que es la primera de las bebidas alcohólicas que consumió  el ser humano  y se cree que es precursora de la cerveza.

La bebieron griegos, romanos, celtas, normandos, sajones y vikingos. Los legionarios romanos, la noche antes de la batalla consumían hidromiel y al día siguiente estaban frescos y listos para la lucha.

Cuando una pareja se casaba, debía consumir hidromiel durante la lunación después de su boda. Se creía que así se incrementaba la posibilidad de engendrar hijos varones con los que aumentar las filas del ejército. De ahí la costumbre actual de la “Luna de Miel”.